Teke Teke

Cuentan que antes el Teke Teke era una joven estudiante que recibía bromas constantes por culpas de sus compañeros de clase ya que era tímida e insegura.

Un día por la tarde la chica estaba esperando sola el tren que la llevaría a su casa, y era temporada de cigalas – un crustáceo – y uno de los estudiantes que estaba allí le tiró una cigala haciendo que esta cayera a las vías del tren, no tuvo tiempo de escapar de una muerte horrenda en la que su cuerpo fue partido en dos. Muy probablemente algunos la vieron caer y no la ayudaron, ya que el Teke Teke es un fantasma que arde en ira, buscando afanosamente compartir con cuantos pueda su amargo destino.

Pero la historia no termina allí, la joven revivió como parte de la misma maldad y ahora vaga por las calles oscuras de Japón buscando chicos estudiantes para correr hacia ellos y partirlos por la mitad con una pequeña guadaña o sus uñas.

teke teke - Historias Terror

Se rumorea que ha empujado a personas que estaban esperando el tren, que ha atacado con sus garras dejando caras y espaldas sanguinolentas, o incluso, según los más extremistas, que es capaz de arrastrarte y lanzarte a las vías del tren o, si te la encuentras solo en alguna oscura noche, puede destrozarte y usar sus garras para dividir tu cuerpo en dos. Pero el asunto va aún más lejos; pues, en cualquiera de los casos en que la víctima muere, la versión extrema de la leyenda afirma que se convierte en otro “teke teke” más.

Si consigues huir de ella morirás en tres días .También se dice que persigue a las personas que lleva algo rojo puesto. Entre los japoneses circula la escalofriante leyenda de que el Teke Teke es un espectro femenino al que le falta la mitad inferior del cuerpo. Dicen que se arrastra con las manos terminadas en dedos largos, con garras que pueden cortar carne como mantequilla y que se desplaza haciendo un sonido del cual recibe su nombre: “Teke Teke”.

Hay una historia sobre un joven que salía tarde de la escuela, cuando oyó un ruido detrás de él, miró hacia atrás, vio a una hermosa muchacha sentada en una ventana. La niña tenía los brazos apoyados en el alféizar de la ventana y estaba mirándole. Se preguntó por qué estaba allí, porque era una escuela sólo para chicos.

teketeke - Historias Terror

Cuando la niña vio que éste la miraba, la chica sonrió y de repente, saltó por la ventana y aterrizó en el suelo del exterior. El muchacho se dio cuenta con horror, que le faltaba la mitad inferior de su cuerpo. Ella se dirigió hacia él, arrastrándose por el suelo haciendo un espeluznante sonido ¡tek-tek-tek-tek-tek! El muchacho se llenó de terror y repulsión, trató de correr, pero se congeló en el lugar. En cuestión de segundos, la niña estaba encima de él, sacó una guadaña y lo cortó por la mitad, para convertirlo en uno de los suyos.

Cuando los niños cuentan ésta historia, se asustan entre ellos sobre el Teke-Teke. Dicen que lleva una sierra afilada o una guadaña, y si te atrapa, te corta por la mitad para ser igual a ella. Se cuenta, que persigue a los niños que andan solos por la noche.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *